china
saltex

Nacionales / 2018-06-23 / 00:37:07
Chiquitunga ya es beata
En un ambiente festivo y ante más de 45 mil feligreses católicos el enviado papal, cardenal Angelo Amato beatificó a María Felicia de Jesús Sacramentado, más conocida como Chiquitunga.

A 59 años de la muerte de María Felicia de Jesús Sacramentado, hoy es la nueva beata de la Iglesia Católica y la primera en Paraguay. También es la segunda ciudadana en los altares, luego de San Roque González de Santa Cruz.  

El cardenal Angelo Amato antes de la beatificación realizó una reseña completa de la vida de Chiquitunga y su paso por la iglesia católica paraguaya. Tras leer el documento de beatificación se descubrió el cuadro gigante con el rostro de Chiquitunga, formado por 70 mil rosarios que los fieles acercaron al artista Koki Ruiz.

Chiquitunga fue bautizada en la Iglesia Catedral de Villarrica el 28 de febrero de 1928, el 7 de marzo de 1930 inicia su formación estudiantil en el colegio “María Auxiliadora” de Villarrica. En tanto que a los 12 años, el 8 de marzo de 1937, recibe su primera comunión también en la misma Catedral y en el año 1942 hace su ingreso a la Acción Católica de Villarrica. Un año importante para Chiquitunga es igualmente ese año –1942– ya obtiene el título en su ciudad de “Maestra Nacional”. Tenía apenas 17 años.

Al seguir su camino cristiano recibió en la Catedral de Villarrica el sacramento de la confirmación, en 1945. En 1952, su accionar católico forjó cruzarse con las Carmelitas Descalzas de Asunción y la madre Teresa Margarita e ingresó el 2 de febrero al monasterio de las Carmelitas Descalzas de Asunción y desde ese día vistió y se abrigó con el hábito de esa congregación con el nombre de María Felicidad de Jesús Sacramentado. Eso se certificó el 14 de agosto de aquel 1952.

Realizó sus votos religiosos de la mano de Teresa Margarita. El 9 de enero de 1959 contrajo la hepatitis y falleció a los 34 años.

 Oración 

"Yo te doy gracias, mi Dios, y quisiera poder en todo y siempre decir: ¡Si, Padre!, conformando a Tu divina Voluntad mi pequeña voluntad.

De la Química Chiquitunga aprendió a hacer una fórmula a modo de lema: T2OS: Todo te ofrezco, Señor. Esta es la frase que está en el cuadro descubierto durante la misa.

 




COMENTARIOS:

jazmin
ara
amambay
abogados
© 2018 AMAMBAY NEWS - Todos los derechos reservados
hosting y diseño de HOSTIPAR.COM